Segunda historia para dormir y relajarse profundamente…

Segunda historia para dormir y relajarse profundamente

Introducción.

Hola a tod@s y bienvenid@s a mi segunda historia para dormir y relajarse profundamente.

En primer lugar, quiero pedirte que te coloques en un sitio cómodo donde puedas estar relajado o relajada… Ahora, cierra los ojos y empieza a respirar con calma y sin forzar… Centra tu atención en la música y disfrútala mientras te concedes un minuto para escucharla… Hoy te voy a hacer viajar fuera de nuestro planeta. Ponte en situación y piensa en que tu ilusión siempre ha sido viajar por el espacio y conocer otros mundos y otras galaxias…

Estás emocionad@ y tienes unas ganas inmensas de iniciar ese viaje que te va a conducir fuera de nuestro sistema solar… Faltan dos días para que salga el cohete con el que viajarás durante varios años… Has de mentalizarte de no ver a tus seres queridos por un tiempo largo e inmenso… Te despides de ellos y les dices que siempre estarán en tu corazón…

Inicio del viaje en la segunda historia para dormir y relajarse profundamente.

Y ahora sí, llega el día y despega el cohete… Primero, sientes una fuerte presión en todo cuerpo… La nave, cada vez alcanza mayor velocidad. Pasan varios minutos y llega un momento crucial porque ya estás fuera de la atmósfera y el bólido tiene que unirse a otra nave que te permitirá viajar sin combustible. Afortunadamente, el proceso de acoplamiento va perfectamente… Ahora que ha pasado el momento crítico ya te puedes relajar y visualizar lo que hay cerca de ti…

Lo primero que ves es nuestra Luna, con todos sus cráteres. Unos más pequeños… Unos más grandes… Descubres la presencia de oscuros mares de origen volcánico y montañas de gran antigüedad con un brillo refulgente… Hoy la luna está más esplendorosa que nunca con un brillo que te parece asombroso… La ves totalmente llena y no puedes evitar quedarte obnubilado mirándola durante un largo espacio de tiempo… Este maravilloso satélite es conocido en la mitología romana con el nombre de Diana y es el quinto astro más grande del sistema solar… Increíble…

Estás muy cerca de la luna y consigues visualizar una enorme depresión que seguramente ha sido producto de un asteroide de considerable tamaño… Te impresiona pensar en las cosas tan peligrosas que hay en el espacio… Intentas alejar esos temores de lo que podría llegar a pasar… Viajas a una velocidad lenta, muy lenta… Sabes que llega la hora de entrar en tu cápsula donde permanecerás varios años… de otra manera, sería imposible hacer un viaje astronómico de enorme duración.

Llega el sueño profundo.

Te introduces en la cabina que te mantendrá hidratado y dormido… Y mientras estás dormitando empiezas a soñar… Sueñas con el planeta del «amor»: Venus… Posee unos colores anaranjados muy intensos… Expulsa potentes fogonazos de su interior y te inquietas un poco… Sabes que estás a salvo porque te encuentras a bastante distancia de este planeta que es el segundo más cercano al sol…

La poderosa atmósfera Venusiana destaca por contener mucho calor en su interior y te recuerda al día más caluroso en verano de la Tierra; aunque evidentemente el calor del globo terráqueo es una ínfima parte de la canícula de Venus… Sientes fuego en tu interior y necesitas desesperadamente hallar un soplo de aire fresco…

Ahora, comienzas a soñar con Marte… sabes que tiene un ambiente frío y poco a poco vas calmando ese ardor tan fuerte… Estás próximo al punto más alto del planeta – el Monte Olimpo- y decides que no puedes perderte ese espectáculo tan llamativo… Es el volcán más grande del sistema solar. Equivale tres vveces la altura del Everest en la Tierra por lo que concluyes que mide más de 20.000 metros de altitud… Cada vez estás más cerca de llegar e incrementan tus ganas e ilusión de ver el maravilloso volcán…

Empiezas a verlo a lo lejos y aceleras el paso… Se te dibuja una sonrisa en la cara porque te vas dando cuenta de lo grandioso que es… cada vez estás más cerca y más cerca… Hasta que arribas al punto en cuestión. Te quedas petrificado viendo la majestuosidad del monte… No puedes creer que exista algo tan grandioso… Te sientas y lo observas fijamente durante horas y horas… Estás extasiado y feliz… Pero de forma súbita, te das cuenta que el volcán empieza a tener actividad! Y a expulsar gases tóxicos! Es hora de salir de ahí!

Continuas inmerso con la segunda historia para dormir y relajarse profundamente…

Ahora, tu mente te transporta al planeta más grande de la vía láctea, Júpiter… Es el cuerpo celeste más antiguo del sistema solar siendo incluso más remoto que el sol… Júpiter… posee un poder de atracción visual increíblemente vigorosa… Te fijas en esa gran mancha roja que podría existir desde hace más de 300 años! Sus vientos pueden alcanzar hasta los 400 kilómetros por hora! una auténtica sorpresa!

Tienes una gran curiosidad por este planeta y lo observas dando vueltas por toda su área… Ves desde múltiples tormentas hasta vientos que van en dirección contraria unos de otros… Nadie en su sano juicio querría meterse ahí… Sus colores van desde un anaranjado como el sol, hasta un colorido rojo tan puro como una manzana…

Te vas alejando progresivamente de Júpiter…Viajas por la galaxia que contiene miles de estrellas súper brillantes… solamente, esos astros iluminan el espacio… No hay planetas… Viajas… cada bvez te adentras más en la vía láctea que atesora en su centro multitud de luceros con hasta 400.000 millones de estrellas… No dejas de sorprenderte con todo lo que vas viendo…

Cambio de galaxia!

Queda muy poco para que dejes tu galaxia y comiences a ver otros mundos, satélites y estrellas… Transcurren algunas horas… Ya has dejado atrás la vía láctea… Tu atención se queda fija en un punto azul muy hermoso… Es un planeta con una superficie completamente lisa y pura… No es ni muy grande ni muy pequeño… A su alrededor, hay dos lunas con un color blanco también muy nítido y de líneas lisas… Van rotando una al lado de la otra en sintonía con su planeta…

Este mundo se llama Cúspide… En él, puedes ver vientos excelentes con una velocidad muy tranquila y relajante… Posee una atmósfera perfecta para vivir y es perfecta para explorar el planetoide… De vez en cuando observas la formación de pequeños remolinos que dibujan círculos muy diminutos y curiosos… Cúspide además, contiene mares que forman corrientes muy ligeras… En la mitad del mar llamado Poseidón, se visualiza un gran árbol… Es de una altura formidable que puede alcanzar los 6000 metros de altitud… Sus formas son redondeadas, su tronco es de una anchura desorbitada y tiene una variedad de frutales más allá de toda lógica…

Este árbol es la fuente de vida para los seres vivos que habitan en el planeta… Es capaz de desarrollar semillas cada minuto… Tiene tonos liliáceos, azules, rojizos, verdes y anaranjados… En este globo Cuspideano únicamente viven pequeños herbívoros voladores que viajan cada día al árbol para nutrirse… Reina la paz y no existe ninguna clase de perturbación inquietante… Es el lugar perfecto para vivir…

Aquí el tiempo pasa mucho más deprisa que en la Tierra; una hora en este mundo, representan diez horas en el globo terráqueo… Sus cielos son de un color violeta claro pero tiene la peculiaridad que no se forman tormentas…

Vives de una manera muy intensa la segunda historia para dormir y relajarse profundamente…

Lo que sí se forman son pequeñas micropartículas de múltiples flores que se van desplazando por todo el ambiente, muchas veces trasladado por los remolinillos tan peculiares que se crean… Pero ya es hora de explorar otros astros y estrellas… Ahora nos encontramos viajando rumbo a un sistema solar muy, pero muy grande… Durante el trayecto descubrimos un enorme sol que está rodeado a su vez por tres soles más…

La estrella central puede alcanzar el tamaño de diez mil Júpiter… Es un panorama idílico… Tiene unas tonalidades amarillas con mezcla de rojos y verdes… Gira muy lentamente… La vista se queda fijada de una manera hipnótica… Es imposible dejar de mirar… Sus otros astros son más pequeños, pero son igual de asombrosos… Giran muy rápido en relación a su gran sol… sus coloridos van desde un azul brillante y oscuro, hasta un rosa mate muy hermoso, pasando por unos tonos anaranjados deslumbrantes…

Pero de repente, notas que algo va mal… La nave empieza a temblar! Observas detenidamente lo que hay fuera y descubres aterrorizado un asteroide que se dirige hacia tu localización! …

Y hasta aquí la primera parte de la segunda historia para dormir y relajarse profundamente 😉 Si te interesa conocer el resto de la historia, dirígete al segundo post cuando esté colgado :)) Muchas gracias!

Si te ha gustado esta historia para dormir, te sugiero que vayas al siguiente enlace:

HISTORIA PARA DORMIR Y SOÑAR PROFUNDAMENTE. (xn--profundizaentussueos-l7b.com)

También te invito a que visites mi canal de Youtube:

https://www.youtube.com/channel/UCJHLZGL1D_5a8IQUnNVtqYQ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.